ALICANTE312

Tras tres largos meses de preparación llegó el día de la ALICANTE312 y tras un sinfín de etapas con un esplendido día, a la hora de salida de la etapa por la provincia de Alicante amanece un cielo encapotado con amenaza de lluvia.  Tan solo Brufal, Carlos y Paulo se presentan en el "control de firmas", el resto abandona antes de empezar.

Un finísimo goteo acompaña a los corredores durante los primeros 20 kilómetros, tras el paso por la capital en el horizonte se refleja que al fin y al cabo será un fantástico día de ciclismo.

Los primeros cuarenta kilómetros  se realizan a un buen ritmo, se cruza El Campello y la ALICANTE312  inicia su continua dificultad, continuas subidas y bajadas hasta llegar a Polop de la Marina, dejando atrás las localidades de Aigues, Relleu, Finestrat y la Nucia. los primeros 90 kilómetros en las piernas e inicio de la primera gran dificultad18 kilómetros de continua subida hasta Tárbena, un corto descenso y subida del Coll de Rates por su vertiente sur, concluyendo al primera etapa de la jornada.

118 kms. con 2200 metros de desnivel acumulado y por el momento buenas sensaciones una temperatura agradable.


Brufal, en la cima del Coll de RAtes

Carlos en el Coll de Rates

Paulo en el Coll de Rates

Vistas desde el Mirador del Coll de Rates

El mini pelotón de ALICANTE312 al final de la primera etapa de la jornad

Bajada de vertigo del Col de RAtes ayudado por el asfalto completamente seco, se van cruzando llas calles de Parcent, Orba Tormo y Sagra, sin querer el pelotón se ve obligado a llegar hasta Pego, el "avituallamiento liquido" no estaba en el lugar preciso.

Vuelta atras e inicio de la segundo dificultad subida del impresionante puerto de Vall d'Ebo, no muy exigente pero los interminables ocho kilómetros y el cansancio acumulado van haciendo mella Los primeros kilómetros un paisaje espectacular, lástima el destrozo que el fuego hizo la temporada pasada.

Paulo subiendo como puede las duras rampas del Vall d'Ebo

El Mediterráneo desde lo alto del puerto

carretera serpenteante del Vall d'Ebo

Brufal tan campante subiendo las duras rampas


Carlos siguiendo a Paulo


La ALICANTE312 sigue su curso, el pelotón inicia un descenso trepidante hasta la localidad de Vall d'Ebo por el barranco del Infierno, tras cruzar el río Ebo el trío inicia la parte más dura de la jornada
apenas 23 kilómetros donde los primeros 15 son un continuo subir "escalones" para alcanzar la parte más alta de la zona ,se van sucediendo  las pendientes superiores al 12% alcanzado su máxima del 16% .








llegando a Margarida un cambio radical en el cielo, una tormenta en el horizonte amenaza al grupo que aumenta su velocidad para alcanzar la localidad de Planes que dista unos seis kilómetros y poder  resguardarse de la lluvia.








Tras una larga parada, los corredores aprovechan para realizar el avituallamiento sólido. El "diluvio" va cayendo sobre las calles de Planes. Pasa la tormenta y componentes de la ALICANTE312 reinician la marcha, se decide acortar unos seis kilómetros la etapa pues la tormenta estaba encima del pantano de Beniarres y no era cuestión de meterse en la boca del lobo.

Con el asfalto completamente mojado sigue la marcha buscando la localidad de Muro de Alcoy, toda precaución es poca, cada curva es un peligro que se va solventando sin dificultad.

La carretera que lleva hasta la localidad de Agres, se convierte en algunos tramos en auténticos torrentes, la suave pendiente va haciendo que los corredores entren en calor, faltan pocos kilómetros para alcanzar lo más alto de la etapa, que coincide con el avituallamiento de Venta el Borrego en Banyeres de Mariola,  la segunda etapa de la jornada acabada, en las piernas 210 kms. y más de 4000 metros de desnivel acumulado.




Último tramo de la jornada, en teoría el más favorable, hasta la localidad de Villena  ayudados por el aire el grupo alcanza una gran velocidad, llegando a la capital del Alto Vinalopó, recorriendo los 25 kilómetros en apenas media hora.




Sigue la marcha, los corredores circulan por la carretera en dirección a Pinoso, buscando el cruce que lleva a Salinas, el cambio de dirección hace que el aire que antes les beneficiaba ahora impone su fuerza. En estos momentos se nota la falta de componentes, Paulo empieza a notar el tremendo esfuerzo realizado, con el "hombre del mazo" a punto de caramelo, gracias al enorme trabajo de Carlos y Brufal pudo alcanzar la carretera de La Romaneta , donde una vez recuperado empezó a dar algún que otro relevo.

El "Coll d'Aspen" estaba cerca, la claridad daba sus últimos coletazos y las ganas de acabar la etapa
daba energías a los componentes de este ALICANTE312.





La ALICANTE312  ya es historia, esperemos que el año próximo tengamos más participantes. 

--------------------------------------------------------------------

Tanto la MALLORCA312 como la ALICANTE312, han tenido el mismo propósito, pedalear y disfrutar por unos paisajes de ensueño, la diferencia ha sido el cantidad de participantes, pero tanto el esfuerzo como la voluntad de acabarla han sido la misma.
Publicar un comentario